La Iglesia parroquial que nos ocupa es de época Renacentista, y aunque su traza original está proyectada por Alonso de Covarrubias, las modificaciones introducidas durante su ejecución, alteraron profundamente el modelo inicial proyectado de nave principal más dos laterales de capillas.

Dicho edificio se construyó a partir de 1550 sobre otra iglesia existente, y los libros de fábrica nos detallan cronológicamente: el abandono de la construcción de las naves laterales en 1580; la finalización de la construcción de la torre en 1622; su reparación en 1660; el apeo de la nave central en 1689 debido a los empujes no contrarrestados por las desaparecidas naves de capillas laterales, a base de tres botareles de ladrillo en cada costado; el blanqueo interior en el 1703; en 1708 el nuevo chapitel de pizarra; en 1714 la Capilla del Santísimo Cristo de la Custodia de claro corte barroco; en 1721 la sacristía nueva; en 1719 la condena de la puerta de los pies de la iglesia; en 1741 la bóveda de ladrillo tabicada ejecutada bajo la contraarmadura ó tejado de madera de la cubierta; en 1745 se demolió el artesonado de la capilla mayor, recreciéndose sus muros a la altura del cuerpo de la Iglesia y se abovedó el presbiterio.
La iglesia es una construcción compuesto de única nave en bóveda de cañón tabicada al interior, con muros laterales de fábrica de ladrillo y casetones de cal y canto, formados por grandes arcos de descarga de ladrillo cegados en su interior, y flanqueada por grandes contrafuertes también de ladrillo que llegan hasta la cornisa del edificio. Está rematada al Este, con presbiterio resaltado de la nave en altura y ochavado al exterior y por el oeste, con galería alta para el coro. Dispone de torre adosada en el ángulo sur-oeste de sus pies, formada por zócalo de piedra caliza, dos cuerpos de fábrica, cuerpo de campanas y chapitel de pizarra con linterna; Capilla Mayor adosada a la nave por su paramento norte; y Sacristía adosada al presbiterio en su fachada sur.

El edificio se remata con cubierta inclinada de teja árabe sobre estructura de madera; a cuatro aguas la nave, torre y cabecera, a tres aguas la Capilla Mayor y a un agua las dos sacristías, acabada en teja cerámica curva con alero y cornisas molduradas de ladrillo visto en torre y nave, y revocada en la zona del presbiterio.

Ejerce fuerte presencia visual desde cualquier punto cardinal, ya sea próximo ó lejano, y se constituye en hito visual de referencia para el municipio.

Publicado en: Edificios religiosos

La Ermita de Nuestra Sra. De la Estrella, declarada BIC en el año 1996, fue edificada en el año 1611, bajo traza de Juan Bautista Monegro –maestro catedralicio-.

El Proyecto de Intervención encargado por el Consorcio de la Ciudad de Toledo, tuvo como objetivo fundamental acometer en una primera fase: la eliminación de las fuertes humedades que presentaba el templo de forma generalizada; la restauración de sus cubiertas, cuyo estado era preocupante; la restitución del aparejo barroco de sus fábricas exteriores de ladrillo; y la eliminación de los elementos discordantes con el edificio.

La intervención fue reconocida con el premio SIXTO RAMON PARRO a la restauración.

Publicado en: Edificios religiosos

La intervención sobre la Plaza de Zocodover y calles aledañas, fue la primera actuación de protección y recuperación del paisaje urbano que puso en marcha el Consorcio de la Ciudad de Toledo, como desarrollo de su carta fundacional.

El Proyecto tiene como objetivo llevar a cabo la restauración de las fachadas y cubiertas de los edificios que conforman el lienzo Norte de la Plaza de Zocodover, así como los de calle Sillería y Callejón de Sillería, soterrando las instalaciones aéreas de suministro de energía eléctrica y telefonía, eliminando elementos discordantes, unificando diseños de portadas comerciales, y recuperando finalmente la dignidad paisajística que corresponde al espacio urbano por excelencia de la ciudad de Toledo.

La Plaza Mayor de Tembleque, declarada Conjunto Histórico Artístico en el año 1973, es un valioso ejemplar de plaza porticada castellana, que aún con pequeñas modificaciones, conserva actualmente su diseño original. De autor anónimo, sus trazas datan del año 1598, año en que se resolvió pleito de expropiación de unas casas que afeaban la susodicha plaza y que pertenecían a la Capellanía de Animas, y se conoce que en el año 1653, el rey Felipe IV arcabuceó a una res en un festejo taurino.

El Proyecto se redacta en el año 1999 en nuestro estudio de arquitectura en Toledo por encargo de la Consejería de Educación y Cultura de la JCCM, constituyendo una primera fase de intervención de acuerdo con el Plan Director de Actuación que se recoge en el Informe de Bases redactado por el mismo Arquitecto.

Tiene por objeto la completa restauración y rehabilitación de los Pórticos Sur (real) y Oeste (del toril), como elementos singulares que adquieren destacado protagonismo en el conjunto arquitectónico y que confieren la imagen característica universal con que se conoce mundialmente al Monumento.

Se acomete el desmontaje total de cubiertas y entramados de madera, y previo alineado y aplomado general, se procede a consolidar carreras principales, alfarjes, durmientes, pies derechos, zapatas, tocaduras, socarrenas, pares, limas, etc. La actuación se remata con la ejecución de cubiertas, petos y rejería; habiéndose colocado en el Pórtico Sur nueva veleta diseñada “ad hoc” con solución en pletina y chapa perforada, como elemento que fecha la época de la intervención.

tarjeta 2 034

El Informe-Dictamen Pericial constituye documento esencial para la verificación, análisis y diagnóstico de un hecho relacionado con la edificación y/o el urbanismo. Debe por tanto ser elaborado por un Técnico que reúna la formación, experiencia y capacitación profesional, que la complejidad del caso así lo requiera, puesto que su contenido será prueba determinante en la resolución de reclamaciones judiciales ó extrajudiciales, bien sean por responsabilidad derivadas de actuaciones entre particulares (incumplimientos de contratos, daños en inmuebles, etc) ó bien por contenciosos ante la administración pública (expropiaciones, actuaciones urbanísticas, licencias, etc)

En este sentido, nuestra licenciatura en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid en las especialidades de Urbanismo (año 1980) y en Edificación (año 1984), el MASTER EN INTERVENCION Y RESTAURACION ARQUITECTONICAS (año 1992) cursado en el Centro Superior de Arquitectura “FUNDACION ANTONIO CAMUÑAS”, la dilatada dedicación como Arquitecto Municipal en diversas localidades de la provincia de Toledo (Casarrubios del Monte, El Viso de San Juan, Burguillos de Toledo, Cobeja de la Sagra, Palomeque, Yunclillos y Menasalbas), y la extensa trayectoria profesional en la realización de informes periciales (de parte y judiciales) relacionados con la edificación y el urbanismo, nos aportan los conocimientos y experiencia necesarios para desempeñar con éxito la función de Perito.

Como Arquitecto Perito se han realizado innumerables Informes-Dictámenes Periciales en los municipios de:

DSCF5796TOLEDO: Toledo, Alameda de la Sagra, Almonacid de Toledo, Añover de Tejo, Bargas, Borox, Burguillos de Toledo, Casarrubios del Monte, Cobeja de la Sagra, , Consuegra, Corral de Almaguer, Domingo Pérez, El Casar de Escalona, El Viso de San Juan, Esquivias, Fuensalida, Gálvez, Guadamur, Hormigos, Illescas, La Puebla de Montalbán, Lominchar, Los Navalmorales, Magán, Méntrida, Mora de Toledo, Nambroca, Noez, Ocaña, Ontígola, Palomeque, Quintanar de la Orden, Recas, Seseña, Sonseca, Talavera de la Reina, Tembleque, Ventas con Peña Aguilera, Villaluenga de la Sagra, Yeles, Yuncos.

CIUDAD REAL: Almuradiel, Bolaños de Calatrava.

CUENCA: Fuente de Pedro Naharro

Publicado en: Informes periciales
Página 10 de 10