La Iglesia parroquial que nos ocupa es de época Renacentista, y aunque su traza original está proyectada por Alonso de Covarrubias, las modificaciones introducidas durante su ejecución, alteraron profundamente el modelo inicial proyectado de nave principal más dos laterales de capillas.

Dicho edificio se construyó a partir de 1550 sobre otra iglesia existente, y los libros de fábrica nos detallan cronológicamente: el abandono de la construcción de las naves laterales en 1580; la finalización de la construcción de la torre en 1622; su reparación en 1660; el apeo de la nave central en 1689 debido a los empujes no contrarrestados por las desaparecidas naves de capillas laterales, a base de tres botareles de ladrillo en cada costado; el blanqueo interior en el 1703; en 1708 el nuevo chapitel de pizarra; en 1714 la Capilla del Santísimo Cristo de la Custodia de claro corte barroco; en 1721 la sacristía nueva; en 1719 la condena de la puerta de los pies de la iglesia; en 1741 la bóveda de ladrillo tabicada ejecutada bajo la contraarmadura ó tejado de madera de la cubierta; en 1745 se demolió el artesonado de la capilla mayor, recreciéndose sus muros a la altura del cuerpo de la Iglesia y se abovedó el presbiterio.
La iglesia es una construcción compuesto de única nave en bóveda de cañón tabicada al interior, con muros laterales de fábrica de ladrillo y casetones de cal y canto, formados por grandes arcos de descarga de ladrillo cegados en su interior, y flanqueada por grandes contrafuertes también de ladrillo que llegan hasta la cornisa del edificio. Está rematada al Este, con presbiterio resaltado de la nave en altura y ochavado al exterior y por el oeste, con galería alta para el coro. Dispone de torre adosada en el ángulo sur-oeste de sus pies, formada por zócalo de piedra caliza, dos cuerpos de fábrica, cuerpo de campanas y chapitel de pizarra con linterna; Capilla Mayor adosada a la nave por su paramento norte; y Sacristía adosada al presbiterio en su fachada sur.

El edificio se remata con cubierta inclinada de teja árabe sobre estructura de madera; a cuatro aguas la nave, torre y cabecera, a tres aguas la Capilla Mayor y a un agua las dos sacristías, acabada en teja cerámica curva con alero y cornisas molduradas de ladrillo visto en torre y nave, y revocada en la zona del presbiterio.

Ejerce fuerte presencia visual desde cualquier punto cardinal, ya sea próximo ó lejano, y se constituye en hito visual de referencia para el municipio.

Publicado en: Edificios religiosos
Página 9 de 10